Personas de reintegración recibirán diplomado en desarrollo de habilidades, para la consolidación de iniciativas empresariales

0
90

Personas en proceso de reintegración fortalecerán sus unidades de negocio desde las aras del conocimiento.

Con el fin de fortalecer las unidades de negocio que generan los excombatientes atendidos en la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) Punto de Atención Putumayo, la entidad y el Instituto Tecnológico del Putumayo- ITP se unen para presentar el ‘Diplomado en desarrollo de habilidades, para la consolidación de iniciativas empresariales o unidades de negocio’ para las personas en proceso de reintegración.

Este diplomado beneficiará a 30 personas activas en la ruta de reintegración, de los cuales 10 ya tiene unidades productivas y 20 están en trámite de creación ante la ARN. “Que lo que se quiere lograr con este proceso educativo es que las personas adquieran habilidades blandas para el fortalecimiento y sostenibilidad de sus unidades, mejorando su situación económica y la del grupo familiar”, resalta Carlos Mario Agamez, coordinador la ARN en el Putumayo.

Además de la alianza realizada, la ARN busca que más entidades se unan a esta iniciativa. A partir de la socialización de la estrategia de fortalecimiento y capacitación a las unidades de negocio, realizada a instituciones regionales, se han logrado compromisos por parte del SENA, con formaciones y refuerzos para el diplomado, la Secretaría de Desarrollo Departamental y el Ministerio del Trabajo, para vincularse y apoyar la estrategia. También, se intenta lograr la cooperación internacional a través de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

“La vinculación de las instituciones, además de crear lazos que logran que las unidades de negocio se fortalezcan, permite que cada una, desde sus diferentes saberes, aporten para que las unidades de negocio se mantengan en el tiempo, generando una economía legal y mejorando la situación de los hogares de las personas en proceso de reintegración”, enfatiza Agamez.

A su vez, para Marisol González Ossa, rectora del Instituto Tecnológico del Putumayo, esta nueva alianza con el ARN en el propósito de generar nuevos espacios de formación, permiten brindar rutas de cualificación a la gente del territorio del Putumayo.

“Queremos mostrarle a nuestra región esta alianza que hemos logrado desde el 2016 y 2017 con el ARN y de esa oportunidad que nos estamos dando como sociedad, de construir región a través de la formación y la educación”. Resaltó González.

Experiencia de certificación

 

En el 2017, El Instituto Tecnológico del Putumayo y la Agencia para la Reincorporación y la Normalización – ARN, certificaron con gran éxito, el curso de Formación como Auxiliares en Procesos Constructivos, Asociados a las Obras de Arte en Conservación y Mantenimiento de Vías, Mitigación, Contención, y Prevención del Riesgo a 22 ex combatientes que decidieron dejar las armas para unirse al proceso de reintegración.

Este ha sido uno de los resultados exitosos que ha permitido esta gran alianza entre estas dos importantes instituciones que hoy en día le apuestan a la formación académica con calidad en el Putumayo.

Es así, como el ingeniero Allan Sánchez, uno de los docentes que del ITP ha participado en los espacios de formación, afirma que estos logros representan un gran éxito para la Institución y para la sociedad colombiana.

“Sé que hoy podemos decir que le estamos entregando a la sociedad del Putumayo, a la sociedad de Mocoa, ciudadanos que pueden aportar con su trabajo, con su esfuerzo y con su conocimiento, al proceso de construcción de un Departamento mucho mejor y que eso nos puede permitir generar desarrollo”.

“Gracias a esas ganas de salir adelante, de perseverar, se logró culminar con éxito todo este proceso de aportar un poco más a la sociedad y que nosotros, como uno de los motores principales en educación superior del Putumayo, ya empezamos a aportar un granito de arena en ese proceso de paz” agregó Sánchez.

Para Reinel Vanegas, uno de los vinculados al proceso de formación para el proceso de reintegración, después de haber permanecido 17 años inmerso en el conflicto armado, la oportunidad que le brindó el ITP y la ARN es muy importante porque le ha permitido conocer el otro lado de la vida: “Allá uno a toda hora estaba pensando en el enemigo, que en qué momento le van a llegar, o sea, uno no tiene tranquilidad, pero uno acá ya piensa en un futuro”.

Ahora Reinel Vanegas, uno de los beneficiados de este convenio tiene otra visión del mundo.

“Yo vengo de Piamonte, Cauca, me fui de la casa a la edad de 17 años. Pero decidí salirme porque mi mujer quedó en embarazo, entonces por salvarle la vida al niño tomamos la decisión de salirnos del grupo”

“Para mí es muy importante, porque nos abrieron las puertas para que salgamos adelante. Aquí en Mocoa estuve también estudiando en el colegio Fray Plácido terminado mi primaria y aproveché esta oportunidad. La verdad lo que uno mira del ITP es que enseñan mucho y ayudan mucho a la gente para que salgan adelante”, dijo Vanegas.

PuntoRadio.com.co